sábado, 1 de abril de 2017

Un hijo (Alejandro Palomas)


Título: Un hijo
Autor: Alejandro Palomas
Editorial: La Galera
Nº de páginas: 288
ISBN: 9788494185755
Precio: 17.95

Argumento:

Guille es un niño sonriente y aparentemente feliz, pero solo hace falta rascar un poco para sospechar que esconde un misterio.
Guille es un niño introvertido con una sonrisa permanente, y es un lector empedernido con mucha imaginación. Solo tiene una amiga. Hasta aquí, todo en orden. Pero tras esta máscara de tranquilidad se esconde un mundo fragilísimo, como un castillo de cartas, con un misterio por resolver. El rompecabezas lo configuran un padre en crisis, una madre ausente, una profesora intrigada y una psicóloga que intenta armar el puzzle que está en el fondo. Una novela coral que respira sentimiento, ternura, vacíos, palabras no pronunciadas y un misterio sobrecogedor.


Opinión personal:

¡Hola fusillas!, sí lo sé, no os podéis creer que cumpla mi palabra y esté aquí subiendo una reseña. Casi no me lo creeo ni yo (Laura no te flipes, que de aquí a nada volverás a fallar y lo sabes).
Pues sí, tal como dije en la pasada entrada, que si no habéis leído os invento a echarle un ojo, estoy aquí de nuevo para intentar ser lo más constante posible con el blog. 
Esta semana que viene intentaré subir una entrada, aunque no os prometo nada.

Antes de comenzar (ya empiezas Laura a enrollarte, venga va que queremos ver la reseña) quería agradecer a La Galera el envío de este ejemplar, y también agradecerles la paciencia que están teniendo que tener, debido a que en este último año los libros que me han mandamo me ha costado más de lo habitual subir su reseña. Pero esta vez sí que sí voy a intentar ser constante, y al menos subiros una entrada a la semana, y si puedo subir más, pues mucho mejor.
Bueno y ya empezamos con la reseña, (ya casi no me acuerdo de cómo hacía esto).

Un hijo ha sido un libro que me ha gustado, llevaba mucho tiempo queriendo leerlo, porque oía maravillas de él, pero he de reconocer que si me ha gustado mucho pero, no me ha maravillado como a otras personas. Y esto creo que se debe a que, en mi caso, después de estar mucho tiempo sin leer, es decir, tras pasar una crisis lectora, mi siguiente lectura suelo leérmela en menos de dos días, pero no suele maravillarme, y me da rabia porque me parece que es un libro estupendo.

Guille el niño protagonista de esta novela es increíble. Me encanta como el autor ha construido este personaje, lo mejor sin duda del libro.

 En mi caso lo que ha hecho que la novela me guste pero, que no haya causado el efecto de dejarme con la boca abierta es que desde unas 10-20 páginas antes del final ya me imaginaba cómo iba a terminar, lo que ha hecho que no me sorprendiera tanto. Por lo que al saber qué estaba ocurriendo, el final me ha sabido a poco.
Pero por contra, hasta unas páginas antes del final de la novela el misterio que estaba teniendo el libro era increíble, ya que todo lo que envolvía a Guille era puro misterio.

Me ha parecido original la idea del autor de ir alternando los capitulos entre María (la psicóloga) y Guille, ya que podía analizar a este increíble personaje desde fuera y a la vez desde su propia piel. Pero claro, esto también ha hecho que por ello, me imaginase desde páaginas antes cómo iba a transcurri el final (aunque la escena final final me ha parecido muy entrañable). Por lo que tener a dos protagonistas contando la historia hasta las última 20 páginas estaba muy bien, por lo que he dicho de que resulta mucho más enriquecedor conocer a este niño desde varios puntos de vista.

En la novela además de María y Guille, los que yo considero que son los  protagonistas, hay otros personajes como pueden ser el padre de Guille, personaje peculiar, que me ha gustado que el autor haya creado tal y como ha creado (y no digo nada porque prefiero que lo descubráis vosotro@s mim@s sin deciros nada más) o la amiga de Guille u otros profesores menos relevantes.

Las escenas que más me han gustado del libro son sin duda alguna, las conversaciones tan "surrealistas" pero a la vez tan realistas e interesantes que había entre María y Guille.
A pesar de no haberme emocionado creo que es un libro que todo el mundo debería leer ya que da muchas lecciones sobre todo a la gente que trata a los niños como si fueran tontos. Ya que en muchas ocasionesosn precisamente los niños los que pueden darnos más lecciones de las que nosotros les damos a ellos (es muy irónico porque voy aquí de adulta, que ya no es una niña pero, hasta hace un par de meses era menor de edad, y hasta hace nada era un niña de nueve años como Guille. En el fondo yo siempre seré una niña perdida yo lo sé, vosotros lo sabéis y mi querido Peter Pan lo sabe, que es lo importante). (espera que como saque el tema Peter Pan aquí se queda hablando hasta mañana).

También otro aspecto que podemos analizar de la novela, es ver como los niños tienen mente de niño, es decir, fuera prejuicios. Y eso es algo que me gustaría destacar de esta novela, el que a veces ojalá todos tuviéramos más su forma de ver la vida, para no prejuzgar tanto a las personas.


Espero que esta novela os guste.
Deciros que a pesar de no haberme emocionado todo lo que yo pensaba que iba a emocionarme siempre tendré un pedacito de Guille en mi corazón ( ya veo que ahora llegue el momento tierno de la reseña. Venga Laura que te enrollas mucho xd).
A la novela le pongo un 3.5/5
Nos vemos la semana que viene (espero) con una o con varias entradas.
Un abrazo.
Pd: Hemos llegado a los 300 seguidores, muchas gracias :)
¡HASTA LA PRÓXIMA FUSILLAS!









3 comentarios:

  1. A mi tambien me gusto. Guille es un niño maravilloso.

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. A mi también me gustó mucho el libro. Yo saqué además de los prejuicios que los niños no son tontos y se dan cuenta de cuando algo no está bien o hay cosas que no cuadran, aunque no sepan exactamente que es lo que ocurre
    Un beso

    ResponderEliminar
  3. Me lo apunto, me encantan estas tematicas. Gracias por la entrada

    ResponderEliminar